Teatro en Tenerife

La Respiración

0 votos
La Respiración
La Respiración

Teatro Guimerá

Avda Angel Guimerá, 2 38003 - Santa Cruz De Tenerife

Teléfono: 922 609 409 / 902 364 603
Web oficial
del 13 al 14 de Octubre de 2017
26, 24 Y 22 €
Horario: 20:30

REPARTO (Por orden alfabético)
Verónica Forqué
José Ramón Iglesias
Nuria Mencía
Pietro Olivera
Martiño Rivas
Camila Viyuela
Texto y Dirección: Alfredo Sanzol
Música: Fernando Velázquez
Escenografía y vestuario: Alejandro Andújar
Letra de las canciones: Alfredo Sanzol
Iluminación: Pedro Yagüe
Fotografía: Javier Naval
Ayudante de dirección: Laura Galán
Ayudante de producción: Sara Brogueras
Producción ejecutiva: Jair Souza-Ferreira
Director técnico: Alfonso Ranos
Construcción de decorado: May Servicios
Realización vestuario: Ángel Domingo / María Calderón

Dirección de producción: Nadia Corral / Miguel Cuerdo

SINOPSIS

La Respiración parte de un hecho dramático, la separación de una mujer que lleva 15 años con su pareja, y ve como un día de la noche a la mañana todo se termina. Nagore (Nuria Mencía) viene sufriendo la pérdida desde hace un año y siente que está en crisis, no se encuentra, no sabe qué hacer, sigue echando de menos mucho a su ex. Su madre (Verónica Forqué) aparece entonces en escena y le azota la conciencia con sus consejos, le sugiere que se deje llevar por una fantasía, que se adentre en otros mundos, que empiece a descubrir otras posibilidades para que no se quede aferrada a un solo recuerdo. La memoria tiene que servir para crear cosas nuevas, le dice, hay que vaciar el cuerpo y la mente como quien vacía un armario para que entren cosas nuevas.
Nagore entonces hace caso a su madre y deja que entren en su vida un profesor de yoga (Pietro Olivera), su hermano fisioterapeuta (José Ramón Iglesias) y su hijo que es preparador físico (Martiño Rivas). A las clases de yoga también asiste la novia del hijo (Camila Viyuela). Los personajes masculinos representan el cuidado y la salud del cuerpo, mientas que las mujeres encarnan la parte más cerebral, todas ellas son juristas y abogadas. Ambos mundos se encuentran y conviven en esta historia que plantea una reflexión sobre qué es el amor, cómo amamos, cómo el amar a unos no significa necesariamente dejar de amar a otros.
A lo mejor todo lo que vemos en el escenario transcurre en la cabeza de Nagore, es una fantasía y por eso no hay necesidad de recrear los espacios físicos. En ese mundo de imaginación todos se aman, todos se quieren y todos comparten cosas. El punto de partida es el miedo a la soledad de la protagonista. Y si es en efecto una fantasía, es la madre quien la ha preparado para que Nagore entienda que existen otras maneras de vincularse, para que salga de ese pozo en el que se encuentra a través del acercamiento a otras realidades y para que el viaje le ayude a ver y valorar por sí misma cómo se puede estar sola y estar bien, y cómo es un tránsito necesario para recuperar el bienestar.
De ahí que el escenario esté inundado con las cosas de Nagore y con los personajes que pueblan su cada vez más animada vida imaginaria. Todo y todos una vez que aparecen permanecen allí arropándola, formando parte del libre fluir de su pensamiento.
Previo al periodo de ensayos, todo el reparto y el equipo ha compartido dos talleres que han servido para que brotara la trama y el texto. La obra se ha creado desde el trabajo con los actores. A partir de mucha conversación y de mucha improvisación ha nacido esta pieza con la que hoy se trabaja y que posiblemente irá mutando mientras se represente, siendo fiel al espíritu bajo el cual fue creada.

Espectáculo incluido en el FESTIVAL DE TENERIFE
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Otros eventos relacionados