Tallarines con salsa de gambas

0 votos
Tallarines con salsa de gambas

Aprende cómo elaborar esta deliciosa receta de una manera rápida y sencilla

Ingredientes:

  • Para 3 o 4 personas:
  • 250 g de tallarines
  • 1 taza de salsa de tomate
  • 250 g de gambas peladas
  • 3 cucharadas de vino blanco seco
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1 diente de ajo
  • perejil
  • pimienta
  • aceite
  • sal

En un cuenco se ponen tres cucharadas de aceite, el ajo troceado, la salsa de tomate, el vino, el azúcar, perejil picado, pimienta y sal, se mezcla todo bien y se cocina en el microondas durante cinco minutos al 100% de potencia.

 

Después, se revuelve y se cocina tres minutos más a la misma potencia; a continuación, se agregan las gambas —descongeladas—, se cubre el cuenco con plástico adherente y se introduce en el horno microondas durante cuatro minutos a la máxima potencia, removiéndolo al menos una vez en este tiempo. Cuando esté fuera del horno, se comprueba de sal y se reserva tapado.


Aparte, se echa agua salada hirviendo en un recipiente, se añade una cucharada de aceite y los tallarines, y se cuecen durante 10 minutos al 100% de potencia. Se comprueba que estén al dente, entonces se escurren, se riegan con la salsa reservada —caliente— y se sirven de inmediato.

Libro de recetas

Busca tus recetas escribiendo aquí el nombre del plato o alguno de sus ingredientes...

Actualidad

Un deportista debe comer bien.

Así debe ser el menú de un deportista de élite

Las grasas saludables y los hidratos de carbono son fundamentales en esta dieta

Auténtica lasaña italiana.

Prepara la lasaña perfecta

Uno de los platos estrella de la cocina italiana esconde algunos secretos en su preparación

Un apetitoso 'poke bowl'.

'Poke', la nueva moda que conquista a los famosos

Descubre por qué triunfa esta ensalada de pescado crudo, que aparece en numerosas fotografías

La mayoría de zumos de los supermercados son néctares.

¿Cómo puedes comer eso? Fraudes en los alimentos

Numerosos productos de los supermercados consiguen engañar a los consumidores