Grandes viajes

La 'Perla del Atlántico' brila con luz propia

0 votos

Santa Cruz de Tenerife - Tenerife

Uno de los principales atractivos de Madeira es su entorno natural, cuyo elemento principal es el Bosque de Laurisilva, clasificado por la UNESCO como Patrimonio Mundial Natural.

José Luis Rodríguez

Espectacular, encantador y exquisito son adjetivos que se quedan cortos al tratar de definir al Archipiélago de Madeira desde el primer momento en que se divisan por la ventanilla del avión, rumbo al Aeropuerto de Funchal, sus majestuosos acantilados y sus caprichosas formas costeras de origen volcánico. Se trata de un conjunto de islas situado a 608 kilómetros al Oeste de Marruecos y a 416 kilómetros al Norte de las Islas Canarias.

 

La mayor de estas formaciones es la que da nombre al propio archipiélago, Madeira, verde y montañosa, que posee 57 kilómetros de largo y 22 de ancho, lo que representa un área de 738 km2. Muy cerca, a unos 37 km al noreste, se encuentra la Isla de Porto Santo, de sólo 106 km2, con un paisaje árido y llano, totalmente opuesto al de Madeira, cuya playa de arena dorada de 9 kilómetros de longitud, bañada por aguas cálidas y cristalinas, constituye el mejor refugio para disfrutar de unas vacaciones tranquilas.

 

El archipiélago se completa con otros dos grupos de islas deshabitadas, las Desiertas y las Salvajes. Las primeras, denominadas 'Ilhas Desertas': 'Ilhéu Chão', 'Deserta Grande' y 'Bugio', están situadas a 16 kilómetros del sureste de Madeira. En la misma dirección, a 300 kilómetros, se encuentran las 'Ilhas Selvagens' y, junto con las anteriores, son actualmente reservas naturales protegidas. Las Islas Desiertas constituyen una Reserva Biogenética, en la cual se encuentra el último refugio atlántico para la Foca Monje (Monachus monachus), la foca más rara del mundo.

 

Uno de los principales atractivos de Madeira es su entorno natural, cuyo elemento principal es el Bosque de Laurisilva, clasificado por la UNESCO como Patrimonio Mundial Natural. La lengua oficial y mayoritaria del archipiélago madeirense es el portugués que hablan los 265.000 habitantes de Madeira y los 5.000 de Porto Santo, con densidades de población de 337 y 112 por kilómetro cuadrado, respectivamente.

 

Clima privilegiado

Estas islas, debido a su situación geográfica privilegiada y al paisaje montañoso que las forman, gozan de un sorprendente clima templado con temperaturas que oscilan entre los 22ºC en verano y los 16ºC en invierno lo que, sumado a su moderado nivel de humedad, hace que se beneficien de unos rasgos subtropicales excepcionales.

 

La tradición y las costumbres, patentes en monumentos, museos e iglesias, y presentes incluso en algunos productos regionales como el vino y el bordado de Madeira, perduran a lo largo de los siglos y merecen una atención muy especial.

 

La capital del archipiélago, Funchal, se encuentra situada en la costa sur de la Isla de Madeira, en la que, además de concentrarse todas las instituciones regionales, se reúne el mayor núcleo de establecimientos alojativos de la isla.

 

Origen diverso

Existen muchas historias y leyendas sobre el descubrimiento del Archipiélago de Madeira, aunque la interpretación oficial indica que cuando los descubridores navegaban en busca de Guinea, bajo las órdenes del Príncipe Enrique el Navegador, fueron atacados por una fuerte tormenta que les hizo desembarcar en la Isla de Porto Santo.

 

Desde allí, avistaron la Isla de Madeira, por lo que decidieron navegar hasta ella. De este modo, y según el historiador Gaspar Frutuoso, Madeira fue descubierta el 1 de julio de 1419 cuando João Gonçalves Zarco y Tristão Vaz Teixeira desembarcaron en la bahía de Machico al día siguiente, por lo que el día 1 de julio es el día público de vacaciones en la región autonómica de Madeira.

 

Con respecto a la Isla de Porto Santo, se trata del primer descubrimiento portugués realizado en el siglo XV, con el que se originó la gran epopeya de los Descubrimientos iniciada por el Infante D. Henrique. La isla de Porto Santo fue descubierta en 1418 por los portugueses João Gonçalves Zarco, Tristão Vaz Teixeira y Bartolomeu Perestrelo, ulteriormente nombrado primer Capitán Donatario de esta isla.

 

Puertos y aeropuertos

Para llegar al Archipiélago de Madeira se puede elegir la vía aérea o la marítima. Madeira cuenta con un aeropuerto internacional y la Isla de Porto Santo también dispone de aeropuerto propio. La mayoría de los vuelos proceden de Madrid y Barcelona, vía Lisboa, aunque también existen viajes regulares desde las Islas Canarias, con diferentes compañías como SATA.

 

SATA es una compañía aérea fundada en Azores en el año de 1941 y es la más antigua de Portugal. Empezó su actividad con un avión conectando las Islas de São Miguel y Santa María en Azores. En 1948 enlazaba las 9 islas del archipiélago de Azores y hoy día tiene 14 aviones en su flota efectuando vuelos entre la península, Azores, EE.UU., Canadá, los archipiélagos de Azores, Madeira, Canarias y Cabo Verde.

 

Los vuelos entre Azores, Madeira y Canarias son efectuados con las modernas aeronaves BOMBARDIER DASH Q400 con 80 plazas. En su flota, SATA cuenta con otras aeronaves del tipo BOMBARDIER DASH Q200 con 37 plazas, AIRBUS A320 con 165 plazas y AIRBUS A310 con 222 plazas.

 

SATA conecta Gran Canaria todos los lunes y sábados durante todo el año. Para reservar se puede visitar su web. Además, el archipiélago dispone de cuatro puertos de abrigo localizados en Funchal, el principal; en las localidades de Puerto Moniz, Machico y Seixal, así como en Porto Santo. 

Galería de fotos

Mapa

Sugerencias...

Deja tu comentario
Agulo, en La Gomera, conserva casi intacta la dignidad histórica de sus casas sencillas [..]
Encuentra los eventos de

Agenda de hoy

Buscando el Punto al Vino

Ayuntamiento de Tegueste

Obra 'Para reír y pensar.. otra vez

Obra 'Para reír y pensar.. otra vez

Biblioteca Municipal de La Orotava

Concierto del Trío Ucanca

Concierto del Trío Ucanca

Casino de Tenerife

Feria Culturas del Mundo

Feria Culturas del Mundo

Mercadillo de Puntagorda

Prev
Next