Grandes viajes

Noruega, entre la belleza verde y el ‘oro negro’

1 voto

El país escandinavo enamora por sus fiordos  y turismo ecológico, que compagina con su quinto puesto como exportador de petróleo

Noruega es un país importante en la producción mundial de petróleo, ocupando el quinto lugar en exportación de hidrocarburos. Su extensión es de 323.802 kilómetros cuadrados y tiene apenas poco más de  cinco millones de habitantes. Con los noruegos conviven otras razas, producto de la inmigración, como somalíes, árabes, albaneses, turcos y paquistaníes, por lo que el Islam representa actualmente un 1,5% de la población. De vez en cuando surge algún brote de xenofobia, pero parece que están controlados. También existen en la Laponia noruega unos 50.000 samis, de lengua ugro-finesa, como la mayoría de los lapones que  se extienden a Suecia, Finlandia y Rusia.  En realidad, los samis se consideran “el pueblo aborigen” de esta zona del norte europeo, ya que llevan allí desde hace más de seis mil años y mantienen reivindicaciones para formar una nación.
 
En Noruega hay libertad religiosa, pero un 77% de sus habitantes pertenecen a la Iglesia Evangélica Luterana, a la que apoya el Estado. Un 4% de la población está adscrita a otros grupos protestantes y la Iglesia Católica.  Administrativamente, la nación está dividida en 19 provincias (fylke) y 434 municipios (commander). Es es segundo país  del mundo con  mayor renta per cápita, que se eleva a 79.000 dólares, superada solamente por Luxemburgo. Existen, al mismo tiempo, bajos índices de desigualdad y de corrupción.  Su bienestar se debe, principalmente, a los ingresos que recibe de la venta de  petróleo y de gas, que el Gobierno controla en las tres cuartas partes de su producción. Este recurso  constituye el 35% de sus exportaciones. Solo Arabia Saudí y Rusia venden más petróleo que Noruega. Son conscientes de que el petróleo se tiene que acabar algún día, y temen, además, que, con el paulatino cambio climático, se queden sin glaciares y sin saltos de agua para sus centrales eléctricas. Lo cual supone un problema para ellos. El país nórdico utiliza prioritariamente la energía hidroeléctrica y nada de gas. Otras actividades económicas son la pesca,  especialmente salmón y bacalao,  la silvicultura y la minería. Solamente un 3,4% de la tierra noruega está dedicada a la agricultura. Destacan también  la construcción naval y las industrias metalúrgica, informática, química, papelera  y alimenticia.
 
No a la Unión Europea
 
Noruega no pertenece a la Unión Europea (UE), aunque, con Islandia y Liechtenstein se encuentra en el Mercado Único de la Unión. Se han realizado dos referendos, uno en 1972 y otro en 1994, y la población rechazó la integración en  ese organismo.
 
El paisaje noruego se caracteriza por su suelo montañoso, sus lagos, ríos, cascadas, simas,  glaciares y sus impresionantes fiordos. Entre sus cascadas más espectaculares se encuentran Kjosfossen y  Voringsfossen.   Los cruceros turísticos que recorren  en la época veraniega los más destacados fiordos y llegan, a veces,  hasta el cabo Norte, el punto más septentrional de la tierra continental noruega. Por cierto, en el Lysefjord asoma un famoso promontorio, llamado el Púlpito, que se eleva unos 604 metros sobre el mar y a donde suelen asomarse los senderistas que andan por esa zona. Uno de ellos,  un hombre de Valladolid, se asomó recientemente tanto que se precipitó al vacío. Que se sepa, es el primer español que se ha matado allí. Otro de los atractivos de Noruega es el turismo rural, el de nieve, en senderismo y el campismo. ¡Ah! Y la pesca del salmón. Existen más de 400 ríos salmoneros.
 
A unos 600 kilómetros de la costa norte de Noruega, en el Ártico, se ubican las islas Svalbard, con una superficie de 61.022 kilómetros cuadrado y una población de 2.700 habitantes. Están cubiertas, en su mayoría, por glaciares. Los escasos asentamientos humanos se deben a sus minas de carbón, al turismo y a la investigación. Anteriormente se iba también a la caza del oso polar. En la época soviética trabajaban en esas islas  muchos rusos y ucranianos. La capital es Longyearbyen,en la isla de Spitzbergen, y fue fundada en 1909 por el principal propietario de la Compañía Africa de Carbon de Boston, John Munroe Lungyear. La localidad fue destruida por los alemanes en 1943 y reconstruida posteriormente. A pocos kilómetros de Longyearbyen se ha instalado la llamada Arca de Noé Vegetal que recoge millones de cultivos de la Tierra, ante un eventual ataque atómico, un rotundo cambio climático, tsunamis, etc. Las semillas  se encuentran en una bóveda situada a 50 metros de profundas, guardadas a una temperatura que oscila entre 10 y 20 grados bajo cero.
 
Las Svaldbard acogen también  a la Universitetsseteret pa Svaldbard, que es el  centro universitario situado más al norte en el mundo. Se realizan principalmente estudios de geología, geofísica, ingeniería y biología. Los altos impuestos en Noruega garantizan prestaciones públicas fundamentales y gratuitas, como la enseñanza. La escolaridad es obligatoria desde los seis a los dieciséis años. Funcionan ocho universidades  acreditadas y unas sesenta instituciones públicas y privadas de enseñanza superior. Todos los centros de enseñanza superior y, en particular las universidades, son responsables de llevar a cabo investigaciones básicas, así como la formación de investigadores, principalmente en cursos de doctorado y licenciatura.
 
Existe también el copago
 
En Sanidad es notoria la existencia del copago en atención primaria, como ocurre en otras naciones europeas. Este copago llega a alcanzar hasta el 15% y es uno de los más altos de Europa. Pero está contemplada la exención en casos de dificultad económica del usuario. En Noruega existen 377 médicos por cada 100.000 habitantes. Por otro lado, hay una especie de ley seca, por lo cual las bebidas alcohólicas están sometidas a elevados impuestos. Es caro emborracharse.
 
La capital, Oslo (antes Cristianía),  tiene 500.000 habitantes. En esta ciudad se encuentran numerosos museos, entre ellos uno dedicado al pintor Edward Munch, y otro al esquí. En fin, podríamos seguir escribiendo sobre la interesante historia de este país escandinavo, sometido durante mucho tiempo a la corona danesa, después de haber tenido monarquía propia. Luego, se unió  a Suecia (1814) y se convirtió de nuevo en monarquía a principios  del siglo XX.Otras ciudades importantes son: Stavanger, Bergen, (la segunda en población), Trondheim, y la más septientrional, Tromso.
 
Noruega conserva muchas de sus tradiciones populares e interesantes costumbres. De todas formas, nadie es perfecto. Tienen aún la mala costumbre de cazar ballenas, especialmente en las islas Lofoten, aunque de una forma más controlada. Pero, eso si:  los noruegos son muy cultos, muy políglotas y muy abiertos.
 
En su empeño por extraer petróleo del Mar del Norte, se han producido diversos accidentes. El más trágico de todos tuvo lugar en marzo de 1982, al hundirse una plataforma que Noruega había alquilado a la compañía  petrolífera inglesa Phillips Petroleum. Hubo 148 desaparecidos, en su mayoría  ingleses y noruegos,  y fueron rescatados 88 afectados.

Galería de fotos

Mapa

Sugerencias...

Deja tu comentario
Uno de los principales atractivos de Madeira es su entorno natural, cuyo elemento principal [..]
Encuentra los eventos de