Noticias | Planes

10 miradores imprescindibles para disfrutar La Gomera

El visitante puede disfrutar con unas vistas tan espectaculares de la Isla como la energía que desprenden
31-08-2016 16:59
5 votos
 Fotos: Patronato de Turismo de La Gomera y Turismo

Fotos: Patronato de Turismo de La Gomera y Turismo

Son muchas las maneras de disfrutar de los espacios naturales de La Gomera. Caminando por sus senderos, practicando deporte, visitándolos en una excursión organizada o, simplemente, acudiendo a uno de los muchos miradores en los que uno puede deleitarse con unas vistas tan espectaculares como la energía que desprenden.

1. Mirador del Abrante, Agulo

A simple vista, el de Abrante parece un mirador corriente. Sin embargo, en lo alto del risco del norte de La Gomera en que se ubica, los visitantes no se asoman al precipicio, sino que 'flotan' sobre él. Del extremo del mirador sale un voladizo de siete metros de largo y suelo de cristal, que mantiene al que tenga el coraje de caminar sobre él como suspendido en el aire, contemplando un paisaje rural típico de las Islas Canarias. Cuatrocientos metros más abajo, y en ausencia de nubes, se ve el pequeño valle de Agulo, con sus racimos de casas y terrazas agrícolas, encajonado entre riscos casi verticales y abierto al océano Atlántico. A lo lejos, se divisa Tenerife.

2. Mirador de Los Roques, San Sebastián de La Gomera

Cinco 'guardianes de roca' vigilan la entrada al Parque Nacional de Garajonay desde la población de San Sebastián. Los roques son enormes bloques redondeados, formados por magma que nunca llegó a salir a la superficie y luego quedó a la vista por la erosión. Hoy en día sobresalen dramáticamente del verde techo forestal de la isla cual vigías. El conjunto de miradores de Los Roques ofrece impresionantes vistas de este paisaje, incluido en la Reserva de la Biosfera de la Unecso de la isla de La Gomera.

3. Mirador de Palmarejo, Valle Gran Rey

En el imponente barranco de Valle Gran Rey se encuentran algunas de las estampas más pintorescas del oeste de la isla de La Gomera, como la espectacular vista de pájaro que ofrece el mirador del Palmarejo. Desde esta atalaya en las alturas, el visitante tiene una vista privilegiada de las paredes verticales de roca, las laderas aterrazadas, los bosquetes de palmeras y las casas tradicionales que justifican la protección de este valle como Parque Rural y Reserva de la Biosfera de la Unesco. Este centro se conoce también como mirador César Manrique en honor del famoso arquitecto canario que lo diseñó. Manrique aunó elementos canarios y modernos y camufló el edificio entre las rocas circundantes.

4. Mirador del Sombrero, San Sebastián de la Gomera

El mirador de El Sombrero se localiza dentro de uno de los Espacios naturales Protegidos de La Gomera; el Monumento Natural del Barranco del Cabrito. Desde aquí llama la atención el relieve abrupto, caracterizado por las lomadas de costa a cumbre coronadas en muchos casos por roques de caprichosas formas: destacan el del Sombrero, el roque Blanco, el de García y el de Magro.

5. Mirador de La Laja, San Sebastián de la Gomera

Situado en la Degollada de Peraza, este mirador permite contemplar un buen tramo del barranco de La Laja, uno de los que conforman la amplia red de cauces de La Gomera. En las cumbres se pueden reconocer hitos representativos como el Roque de Iscagüe y la Degollada de La Cumbre. En el cauce del barranco se puede ver la presa de Chejelipes alimentadas por las aguas que descienden desde la cumbre.

6. Mirador de los Manaderos, San Sebastián de la Gomera

En la carretera que une San Sebastián con el valle de Hermigua se encuentra el mirador de Manaderos, desde donde se pueden contemplar las vistas sobre el barranco de La Laja. En su cauce se distinguen los caseríos de Lomito Fragoso y Honduras y los Chejelipes con su presa. A lo largo de este barranco se alinean cuatro embalses, alimentados por las aguas que descienden desde las húmedas cumbres que coronan esta vista.

7. Mirador de La Punta, Hermigua

A los pies de este mirador se despliega la desembocadura del Valle de Hemigua, una zona que conserva las mayores extensiones de plataneras de la isla. Los cultivos llegan prácticamente hasta el mar, donde se extiende la playa de Santa Catalina. Al fondo, la Montaña del Hueco y la Punta de Hermigua, a cuyos pies se distinguen los pilares del antiguo pescante, utilizado para embarcar los plátanos. Y en el horizonte, suspendido sobre el océano, se eleva la silueta de Tenerife rematada por el Teide.

8. Mirador del Alto de Garajonay, Vallehermoso

El Alto de Garajonay es el punto más alto de la isla. En días despejados, es posible contemplar desde aquí La Gomera casi al completo. También pueden verse las islas de La Palma, El Hierro, Tenerife e incluso Gran Canaria si el día es muy claro. Quizá por su situación estratégica, este lugar está envuelto en un halo mágico desde tiempos remotos. Así lo demuestran los restos de aras de sacrificio de origen prehispánico encontrados por toda la zona.

9. Mirador El Bailadero, San Sebastián de la Gomera

Dentro del Parque Nacional de Garajonay, este mirador ofrece una panorámica de la cara norte del Monumento Natural de Los Roques. En primer término aparece Ojila, detrás de él, Roque de Las Lajas, a la derecha el Roque de Carmona y al fondo, más alejado el Roque Agando. El color grisáceo de la antigua roca destaca sobre el verde intenso del bosque de laurisilva que cubre las cumbres en el Parque Nacional de Garajonay.

10. Mirador de Tajaqué, San Sebastián de la Gomera

El mirador de Tajaqué se asoma a la Reserva Natural Integral de Benchijigua. A los pies del observador se abre una amplia caldera, en la cabecera del barranco de Santiago. Se observan desde allí los caseríos de Benchijigua, el de Lomo del Gato y, a lo lejos, Pastrana. El paisaje árido de este barranco orintado al sur contrasta fuertemente con el verde que cubre las laderas del valle del Cedro, a la espalda del visitante.

Más miradores en La Gomera

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook