Noticias | Planes

Tenerife, santuario de las ballenas

La Isla es un destino de referencia mundial para el avistamiento de estos mamíferos, al contar con colonias permanentes de delfines mulares y calderones tropicales, entre otras especies
24-11-2016 18:42
0 votos
 Turismo de Tenerife

Turismo de Tenerife

Tenerife puede presumir de ser uno de los principales destinos para la observación de cetáceos, con la presencia de 21 de las 79 especies existentes en todo el mundo. Destacan especialmente las colonias estables de 500 calderones tropicales y 250 delfines mulares, juguetones y que se dejan ver fácilmente. El avistamiento de cetáceos es la tercera actividad preferida por los turistas durante su estancia en Tenerife tras la visita a parques temáticos y el senderismo. Y no es para menos porque las condiciones que ofrece la Isla son prácticamente únicas en el mundo.

En las costas de la Isla se pueden encontrar hasta 21 especies diferentes entre las que se incluyen la inmensa ballena azul o la orca. Desde luego, el delfín mular y el calderón tropical son las dos especies cuyo avistamiento está asegurado casi al 100 % en una excursión de cetáceos. Los primeros son la especie más conocida de delfín. Miden entre 2,5 y 2,7 metros de largo aunque los de más edad pueden llegar hasta los tres metros. Normalmente suelen nadar en grupos de 10 a 30 ejemplares. Se reconocen por su tono gris.

El calderón tropical, también conocido como ballena piloto, pertenece a la familia de los delfínidos. Puede superar los cinco metros de largo y, en cuanto al peso, oscila entre una y dos toneladas.

Actualmente existen un total de 35 embarcaciones autorizadas por el Gobierno de Canarias para realizar esta actividad, repartidas por los puertos de Los Cristianos, Los Gigantes, Puerto Colón, La Galletas y Playa San Juan. Desde esos puntos zarpan los barcos hacia la franja marina Teno-Rasca, protegida bajo la figura de Zona de Especial Conservación e integrada en la Red Natura 2000 por su alto interés ambiental.

Santiago del Teide
Bañado por los aires húmedos que envuelven las medianías de la Isla se encuentra Santiago del Teide. En su casco histórico, las contiguas edificaciones de la iglesia de San Fernando Rey, edificada en el siglo XVII, y la Casa El Patio son los dos edificios más representativos. Muy próxima parte la carretera que lleva hasta el pintoresco caserío de Masca (TF-436), cuya vista es altamente recomendable. Algo más alejada del casco, otra carretera lleva hasta Arguayo (TF-375), donde es posible visitar un interesante museo de artesanía heredero directo de la cerámica confeccionada por el pueblo guanche y el agreste paisaje provocado por la última erupción volcánica en Tenerife, ocurrida en 1909.

Continuamos el viaje hacia la costa por la TF-454 donde nos encontraremos con la localidad de Tamaimo, centro económico del municipio y desde el que podrás ver una impresionante panorámica desde el Mirador de Tamaimo ubicado un poco antes de llegar al pueblo. El camino desde Tamaimo a Puerto Santiago transcurre a través de grandes explotaciones agrícolas, el bosque de fincas e invernaderos es remplazado por gigantes de piedra volcánica.

Los Gigantes
La orografía regaló a esta parte de la Isla unas enormes paredes de oscura piedra volcánica que superan los 600 metros de altura. Los guanches la llamaban "Muralla del infierno".

Los amantes del mar pueden disfrutar del avistamiento de cetáceos, concretamente de varios cientos de ejemplares de delfines mulares y calderones tropicales, además de otras especies, 21 en total. Se sitúan a unas tres millas de la costa, y es posible avistarlas prácticamente los 365 días del año, para lo que basta apuntarse a las excursiones que se organizan en los barcos que zarpan desde Los Gigantes (además de los de Puerto de Colón y Los Cristianos).

La Arena, Alcalá y Playa San Juan
Sin abandonar Santiago del Teide y a orillas del mar, en la zona de Playa de la Arena se abre como por arte de magia una de las playas más bellas de la Isla. Es pequeña, de arena negra y brillante. El edén de quienes allí viven.

La ruta continúa sumergiéndose entre plantaciones agrícolas de tomates o plátanos, que crecen sobre el malpaís volcánico. En la costa, Alcalá y Playa San Juan, ya en el vecino municipio de Guía de Isora, invitan a una parada para saborear el ambiente marítimo de sus rincones.


 
 
 
 
 
 
 
Datos de mapas
Datos de mapas ©2016 Google, Inst. Geogr. Nacional
 
 
Datos de mapasDatos de mapas ©2016 Google, Inst. Geogr. Nacional
Datos de mapas ©2016 Google, Inst. Geogr. Nacional
 
 
Mapa
Satélite

 
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Sugerencias...

Deja tu comentario
Agulo, en La Gomera, conserva casi intacta la dignidad histórica de sus casas sencillas [..]
Encuentra los eventos de

Agenda de hoy

El silbo que cambió mi vida

El silbo que cambió mi vida

Salón de Plenos de la Institución insular

El comienzo de un largo viaje

El comienzo de un largo viaje

Centro de Arte Efimero Alfombras

Exposición 'Cantadores'

Exposición 'Cantadores'

Casa Los Zamorano

Prev
Next