Miércoles, 23 Enero 2019

Noticias | Agenda

La inmortal historia de amor de 'Tristán e Isolda' llega el próximo mes a Tenerife

El Ballet del Gran Teatro de Ginebra presenta una propuesta renovada de la mítica ópera de Wagner los próximos días 2 y 3 de febrero en el Auditorio de Tenerife
06-01-2019 21:16
0 votos
La inmortal historia de amor de 'Tristán e Isolda' llega el próximo mes a Tenerife

La inmortal historia de amor de 'Tristán e Isolda' llega el próximo mes a Tenerife

El mito de Tristán e Isolda, una gran historia de amor entre un joven y una princesa, subirá en forma de espectáculo al escenario de la Sala Sinfónica del Auditorio de Tenerife. La prestigiosa compañía Ballet del Gran Teatro de Ginebra ofrecerá los próximos 2 y 3 de febrero a las 19:00 horas una renovada propuesta basada en la ópera de Richard Wagner en la que prima la experiencia visual.

Esta producción se expresa a través de una escritura onírica y metafórica, de la que emergen los temas principales de la obra: el amor, el amor trastornado, la traición, el resentimiento y el perdón. Por eso, como explica la coreógrafa que firma esta puesta en escena, Joëlle Bouvier, "en la obra unas simples planchas de madera recuerdan el bosque, un muro o una habitación, y las grandes telas azules, tornasoladas y en movimiento, son evocadoras de las olas en el mar?". Bouvier asegura que todos estos elementos escénicos tienen una característica común: "Sugieren más de que lo que muestran".

La coreógrafa ha optado por transformar algunos elementos de la historia para hacerlos más abstractos, con el fin de no contar esta historia de una manera demasiado narrativa o realista. "Para ilustrar este drama épico, he pensado en una escenografía simple, donde una escalera de caracol evoca una nave o un castillo y una cuerda simboliza el filtro que une irremediablemente a los amantes", explica la también bailarina francesa.

Bouvier, fundadora de la compañía L'Esquisse en 1980, explora una vez más un gran mito en la música de Wagner con esta versión de Tristán e Isolda. Después de presentar su visión de Romeo y Julieta, ahora sube a escena momentos de éxtasis donde el odio se codea con las llamas de la pasión extrema. Los sufrimientos y antagonismos parecen resolverse en la noche, en la muerte. La pasión reina suprema y la música, "el aire que nunca muere", une a los dos amantes.

Richard Wagner compuso esta ópera, considerada una obra maestra, entre 1857 y 1859, basándose en la leyenda sobre una princesa irlandesa, Isolda, casada con el rey Mark, y su idilio con un joven, Tristán. Se trata de un drama épico que el Ballet de Ginebra presenta con una propuesta contemporánea donde el color, las texturas y los gestos son los protagonistas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook