Martes, 14 Agosto 2018

Noticias | Planes

Diez juegos para hacer con niños este verano en la playa

Las ideas más originales para disfrutar en el agua o en la arena con los más pequeños
09-08-2018 12:35
0 votos
Actividades para hacer con niños en la playa Getty Images

Actividades para hacer con niños en la playa Getty Images

Los destinos preferidos por los veraneantes se encuentran a menudo en las zonas costeras. Unos días disfrutando de la playa y el mar es una opción casi segura en nuestras vacaciones, además contamos con un montón de recursos con los que poder divertirte si vas en familia.

Si te acompañan unos chiquillos inquietos que no aguantan un minuto sentados te ofrecemos diez actividades originales para hacer en la playa con las que podrás divertirte tanto como ellos, o incluso más.

2. Deportes en la arena

Deportes en la arena
Deporte en la playa. Foto: Getty Images

Practicar deporte merece la pena cuando tienes el mar al lado para refrescarte en cualquier momento. Solo tenemos que llevar unas palas o un balón hinchable o de vóleybol para pasar un rato agradable ya sea con familia o amigos.

Si no hay una pista en la misma playa es muy fácil construir el campo dibujando unas cuantas líneas en la zona más húmeda de la arena, incluso se pueden utilizar las toallas y mochilas de portería.

1. Excursiones por la playa

Los paseos por la playa son un clásico sano y divertido. Caminando por la orilla puedes charlar, echar una carrera o encontrar todo tipo de tesoros cangrejos, objetos perdidos o diferentes piedras y conchas que pintar o coleccionar.

Si el paseo se queda corto, siempre puedes recurrir a las famosas excursiones en barco o catamarán para conocer la zona. Si no se da el caso, los más pequeños no renunciarán a los pequeños barcos con pedales que pueden alquilarse por horas en la misma playa.

3. Juegos en el agua

Juegos en el agua
Juegos en el agua. Foto: Getty Images

Si la arena no es vuestro punto fuerte, como hemos dicho tenemos al lado una piscina inmensa donde se pueden hacer todo tipo de juegos. Con un balón hinchable podéis jugar un buen partido de vóleybol sin pasar calor dentro del agua o pasar la pelota de un lado a otro sin que el del medio la pille.

Si se os olvida el balón, podemos recurrir al clásico 'pilla-pilla' pero esta vez en el mar. Y si el 'campo' se queda grande se pueden poner límites con varias referencias para hacerlo más ameno.

4. Carrera de obstáculos

Las yincanas son una opción estupenda para jugar con niños por su gran variedad y originalidad, además en la playa será de lo más fácil fabricar una.

Pueden realizarse carrera dibujando círculos en la arena y saltando de uno a otro sin pisar fuera, el que sea más rápido se proclama ganador. Y no solo con círculos, podemos añadirle todas las dificultades que queramos, zig-zag con palos, hacer la croqueta o un tramo nadando pueden ser algunas de las pruebas.

5. Tres en raya en la arena

Tres en raya en la arena
Tres en raya en la arena. Foto: Getty Images

Los dibujos en la arena dan para mucho si se trata de echarle imaginación, seguramente dibujar un ajedrez sea demasiado complicado, pero un sencillito tres en raya con piedras y palitos o marcas en la arena puede ser muy entretenido para los niños.

Si se cansan del tres en raya podéis dibujar diferentes objetos a fin de que el resto averigüe de qué se trata, quien antes acierte pasa a hacer el siguiente dibujo.

6. Castillos en la arena

Castillo de arena
Castillos de arena en la playa. Foto: Getty Images

¿Quién no le ha dedicado tiempo y esfuerzo a hacer un majestuoso castillo de arena alguna vez? Cuando vamos a la playa con chavale, las palas y los cubos no suelen faltar, y en caso de que sí, siempre podemos utilizar las manos.

Grandes torres rodeadas por murallas y un puente de entrada, o un bloque humilde con una forma original, cuando construyes un castillo de arena se te olvida todo lo demás. También podemos adornar nuestra obra de arte con palitos, piedras, conchas u otros objetos que hayamos recogido anteriormente.

7. Buscar el tesoro

Un juego típico que puede ser mucho más divertido en la playa es la búsqueda del tesoro. Cualquier pertenencia (que no sea muy cara o importante por lo que pueda pasar) puede servir como tesoro.

Con un mapa del tesoro, y si no hay recursos suficientes, el clásico 'caliente, frío' los más pequeños solo pensarán en encontrar el codiciado tesoro que hayáis escondido.

Si preferís el agua, se puede utilizar un objeto flotante, o fácilmente visible para tirar al mar y vayan a buscarlo, el que primero lo alcance será el dueño del tesoro.

8. Fabricar un reloj solar

Reloj de arena
Reloj solar en la arena. Foto: Getty Images

Una manera de jugar aprendiendo cosas nuevas es fabricar un reloj solar, con doce piedras colocadas en círculo y un palo en vertical podréis saber la hora mediante la sombra que proyecte el palo.

Podéis aprovechar para explicarles cómo se comprobaba la hora antiguamente, les encantará saber cosas nuevas de primera mano.

9. Carrera con piedras o canicas

A una carrera de canicas puede apuntarse quien quiera. Todos los jugadores tendrán que construir una pista de arena de la longitud que se quiera. Acto seguido, cada uno se hará con una canica o una piedra lo más redonda posible que se diferencie de las demás.

El juego consiste en ir empujando las piedritas por la pista sin que se salga, pueden añadirse curvas, rotondas, o incluso puentes para hacer el recorrido más difícil. El que menos tarde en llegar a la meta es el ganador.

10. Construir un circuito o estanque natural

Si no encontramos piedras que sirvan para una carrera no renunciéis a los circuitos tan fácilmente. Se puede construir un circuito de canales a la orilla del mar, un vez acabado solo queda esperar a que vengan las olas y el agua entre en el recorrido.

Otra idea si vas con niños muy pequeños es cavar un hoyo para fabricar una piscina natural y en miniatura, podrán bañarse y chapotear sin peligro, además, al rato el agua estará más calentita.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook